Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más Información

CALLE MANUEL FUENTES BOCANEGRA, 13 - 14005 CÓRDOBA Centralita: 957 45 38 41 - URGENCIAS 24H : 619 52 77 87

Gripe Canina

gripe-canina
La Traqueobronquitis Infecciosa Canina es lo que comúnmente conocemos los propietarios de perros como la Tos de las perreras y se puede definir como una enfermedad de origen infeccioso que produce una afección de las vías altas del perro cuyo principal síntoma es precisamente, una tos característica, ronca e improductiva, que en la mayoría de ocasiones se produce por la simple palpación de la garganta del animal. Si no se trata correctamente, puede llegar a agravarse y extenderse a los pulmones.

La mayoría de las veces, los dueños la describen como un sonido que haría el animal si tuviera algo atascado en la garganta. En muchas ocasiones, el perro al toser produce una arcada, que incluso puede causarle un pequeño vómito o expulsión de saliva.
Otro aspecto también muy característico de esta enfermedad es que es muy contagiosa y aunque en principio se puede dar en cualquier época del año, cabe destacar que aumenta bastante su incidencia con el invierno y los cambios bruscos de temperatura.
La Tos de las perreras se contagia por contacto directo con otros perros enfermos o a través del aire. Actualmente es una enfermedad tan extendida que si bien es cierto que siempre hay más riesgo de contagio en lugares donde hay alta concentración de animales, no debería extrañarnos el contagio de nuestro perro al entrar a un recinto donde previamente ha estado un perro enfermo (un ascensor por ejemplo) o simplemente en una paseo por la calle al cruzarnos con otro animal que lo padezca.

Sin título

Como veis todo esto encaja con los cuadros de gripe que tenemos los humanos, así que nos atrevemos a denominar esta enfermedad como “Gripe Canina”.

Decíamos antes que la Tos de las perreras es una enfermedad de origen infeccioso, pues bien, para complicarnos un poquito más las cosas a los propietarios de canes, los agentes que la causan pueden ser además múltiples y tanto de origen vírico (parainfluenza y adenovirus) como bacteriano (bordetella bronchiséptica). Incluso a veces el proceso es una combinación de varios de éstos agentes.
La única prevención posible para la Tos de las perreras es la vacunación.